martes, 17 de abril de 2018

ARIGlobal: LA AGENDA POST INTERNACIONAL



Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global
Johanna Pérez Daza *

El enfoque post internacional considera la multiplicidad de actores que comparten el otrora protagonismo exclusivo del Estado nación, por lo que la idea de lo “internacional” en el sentido estricto de la palabra, se transforma a tal punto que otros actores e instancias juegan un papel decisivo en los asuntos globales, los cuales, además, se caracterizan por la complejidad, fragmegración y turbulencia señaladas por James Rosenau. Estos planteamientos abarcan las dimensiones de la nueva realidad mundial en la que interactúan nuevos y viejos actores que trastocan la identidad paradigmática y contenido de las Relaciones Internacionales.

El actual escenario muestra cómo algunos asuntos han trascendido a los Estados, colocando el acento en otros actores y temas, de modo que se va conformando una agenda que opera en múltiples niveles y como plantea Petrash (1998) introduce categorías conceptuales y analíticas híbridas que generalizan “su uso en aras de denotar la naturaleza interpenetrada, móvil y complejizada, en términos de actores/agentes, estructuras, fenómenos y procesos”.

Acontecimientos recientes evidencian el creciente papel de otros actores e instancias en la configuración del tablero global, sirvan de muestra algunos episodios de cibertaques perpetuados por grupos clandestinos que han hecho tambalear los servicios públicos y financieros de varios países y regiones. Así también, las filtraciones de documentos por parte de WikiLeaks y los llamados Papeles de Panamá cuyo impacto y efectos han desencadenado acciones que confrontan a los gobiernos en cuestiones tan sensibles como política exterior, seguridad nacional, redes de corrupción, entre otros. Por su parte, el Caso de la constructora brasileña Odebrecht deja al descubierto las coimas de dinero y sobornos a funcionarios del gobierno de por lo menos 12 países (Angola, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela) para obtener beneficios en contrataciones públicas. Sus implicaciones y consecuencias van desde acusaciones, destitución y renuncia de altos funcionarios de gobierno, incluyendo ministros, gobernadores y presidentes. Más recientemente, el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica ha puesto en el tapete discusiones sobre la privacidad de los ciudadanos en las redes sociales y la venta de datos para campañas políticas.

De forma conjunta estos temas dejan ver una agenda global diversa, dinámica y compleja, en la que no solamente actúan los Estados y sus instituciones, sino otras instancias que de una u otra forma conforman una agenda post internacional inimaginable décadas atrás. Esto nos coloca en un escenario cambiante en el que, ciertamente, los Estados no desaparecen pero sí se enfrentan a cambios y continuidades, transiciones y reacomodos a los que hay que seguir atentos.

*Profa ARIG