martes, 20 de febrero de 2018

ARIGlobal: Caribe y Guyana-Venezuela, demasiadas cosas a la vez



Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global



MIrna Yonis *




Está visto que las relaciones internacionales se toman poco en serio lo que circula como etiqueta en las redes sociales: “febrero, mes del amor y la amistad”. Los  casos para argumentar saltan a la vista. Nuestra afirmación en nada pretende minimizar las acciones de solidaridad ante desastres y las de ayuda humanitaria, las cuales tienen naturaleza muy distinta de tales calificativos. La realidad internacional es compleja y como señalara James N. Rosenau, un catedrático estadounidense, en el título de un artículo publicado en 1997: son “demasiadas cosas a la vez”.

En virtud de ello, los comentarios sobre eventos asociados a las relaciones internacionales del Caribe en general y de las relaciones Guyana-Venezuela,  son apenas un ejercicio que  invita al seguimiento de  las interacciones que se generan en lo bilateral y multilateral, sin magnificar ni despreciar la calidad del impacto que puedan tener.

En el marco regional se distingue una estrategia diplomática, entre otras, orientada a:
  •  Promoción para crear/captar fondos para  programas y proyectos de recuperación post-huracanes bajo el lema de un Caribe resiliente, pero también conectados con una agenda más amplia como la Acción Climática y los Objetivos de Desarrollo Sostenible
  •  Negociaciones de clarificación de los criterios de calificación de paraísos fiscales, y gestiones de exclusión de las listas en las que se encuentran varios países y territorios del Caribe, colocándolos en puntos negros y grises de transparencia fiscal,  generando retiros de representaciones de banca internacional. 
  •  Activa participación en reuniones y encuentros que articulan la relación de los países ACP (África, Caribe y Pacífico) con Europa y sus instituciones comunitarias, en el proceso de formalización del Brexit.

Este marco regional involucra fundamentalmente el Caribe-CARICOM pero no es excluyente de otros países y territorios con realidades similares, como República Dominicana, Cuba o el de las denominadas colectividades francesas y territorios de ultramar. La gestión diplomática en espacios multilaterales globales pasa por el tamiz de coordinación de estrategias y recursos en las instituciones y mecanismos regionales como la propia CARICOM, pero también la OECO, el CARIFORUM y la Asociación de Estados del Caribe (AEC).


En lo bilateral, destacamos la relación Guyana-Venezuela no solo por tener un tema de agenda pendiente de una solución mutuamente satisfactoria para las partes como prevé el Acuerdo de Ginebra de 1966, sino por las implicaciones que dicha controversia genera en el marco regional con los socios de Guyana en la CARICOM y en la relación de Venezuela con los países del Caribe. A esto se añade una situación delicada por la decisión del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, el pasado 30 de enero de concluir con la responsabilidad dejada por su predecesor Ban Ki-Moon, y al no haber logrado algún progreso significativo en llegar a una solución a la controversia … ha escogido la Corte Internacional de Justicia como el medio a ser utilizado para la solución de la controversia. Los desacuerdos no son novedosos pero en una controversia de límites interestatales la situación se torna delicada. Ante esta decisión, Guyana la celebra y anuncia preparativos de equipo técnico para trasladarse a La Haya;  Venezuela, por su parte, la rechaza y declara la vigencia del Acuerdo de Ginebra como el “único camino hacia la solución definitiva”.

El 52  aniversario de la firma del Acuerdo de Ginebra el pasado 17 de febrero se confirma las posiciones encontradas, pero la diplomacia sigue siendo un recurso activo en el tema de la “controversia”. Baste mencionar el pronunciamiento favorable (14 de febrero) de la Secretaria General de la Commonwealth sobre la decisión de Antonio Guterres y ratificó el apoyo que esta organización le ha brindado a Guyana desde 2015 en este tema. El próximo 26 de febrero será la reunión intermedia de mandatarios de CARICOM en la que seguramente habrá pronunciamiento similar.

Es comprensible que nos encontremos con lentes distintos en la comprensión analítica de las relaciones internacionales. Hemos hecho un breve ejercicio de enunciación en los albores del 2018. Se impone la tarea inexcusable del seguimiento y la evaluación estratégica del tema tanto en la especificidad del accionar político y jurídico de la controversia misma como por el contexto de crisis que (re)presenta Venezuela, en una realidad compleja donde hay “demasiadas cosas a la vez”.


PROFA FACES/ARIG
@mirnayonis





----------------------------

Las opiniones emitidas por los articulistas son de responsabilidad individual y en ningún caso comprometen opiniones de la entidad que promueve este espacio.

martes, 13 de febrero de 2018

ARIGlobal: Caída del Wall Street y Criptomonedas en la Economía Internacional.

Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global

Alfredo Ordoñez * 


La llegada de las criptomonedas ha generado todo una expectativa en el escenario internacional pues representa un nuevo mecanismo de intercambio de dinero de forma privada y sin alteraciones o restricciones de terceros (público). Ello ha generado la preocupación de diversos Estados en cuanto a la legitimación de capitales y el pago de impuestos, por lo que dicho mecanismo se enfrenta a un factor clave de la economía que es la confianza.

Esta aparición avasallante de las criptomonedas, muy característico de los productos generados de la innovación tecnológica, se presenta en un escenario donde el índice Dow Jones (Industrias) cerró su sesión del lunes (5 de febrero de 2018) en 24,345.75 puntos, es decir, 4,6% menos que el día anterior, mostrando de forma consecutiva el indicador en rojo, y vista como la mayor caída porcentual desde 2011. A parte, se le considera que es también de la peor caída en puntos en un sólo día en la historia de Wall Street: 1.175.

Los índices bursátiles más que mostrar sólo números que expliquen la relación de demanda y oferta sobre acciones, proyectan el comportamiento de los agentes económicos y su actitud ante el sistema financiero. De tal manera que, cuando existe una caída del Índice en cuestión, este expresa que hay una sobreoferta de acciones, lo que permite prever que los agentes económicos desean desprenderse de esas acciones que consideran no le estarán brindando una rentabilidad a corto plazo, es decir, hay un sensación de desconfianza a futuro y prefieren resguardar su capital de forma líquida. Por supuesto, cuando esa sensación es muy elevada, la misma se expande a otros agentes económicos generando un efecto dominó, y ello se demostró con la caída de las bolsas de Hong Kong (Hang Seng – 4,9%), Japón (Nikkei – 4,7%), Australia (ASX – 3,3%) y de forma generalizada en Europa, tales como Londres, Frankfurt y Paris en un 3%[1].

Ante este escenario la tecnología blockchain pareciera ser un sistema de escape y salvación para los agentes económicos ante la caída de los índices bursátiles y la caída de los precios de la materia prima en el mercado internacional. Sin embargo, y para sorpresa de muchos analistas y gurús[2] de las finanzas, esto no ha sido así, pues el optimismo inicial de realizar transacciones rápidas y sin supervisión, ha decaído en virtud de la misma desconfianza ante una moneda virtual como el caso del Bitcoin (aprox. +20% diario) que se revalorizó de una forma inexplicable y sin control, y que terminó siendo migrada por otras monedas virtuales, sin una contraposición clara en el manejo de acciones o beneficios tangibles.

Esta situación ha generado indudablemente anomalías en el sistema económico internacional, pues por un lado nos encontramos ante la desconfianza en el sector industrial y por el otro en el soporte real que pueda garantizar una rentabilidad de una moneda virtual. Ese sentimiento de desconfianza es claramente apreciable ante el Índice Bitcoin / Dólar estadounidense (BTC/USD) y que mantiene unos rendimientos negativos, por lo que se puede prever la presencia de una Burbuja Financiera a corto plazo[3] dada la presencia de Venta Fuerte y un nivel casi nulo de compra.

La misma resiliencia de los agentes económicos ha promovido la necesidad de tener un panorama más claro y ha obligado a los gobiernos a establecer ciertos parámetros de comportamiento en el sistema tecnológico blockchain y el resguardo de una posible migración de capitales tangibles en el mercado bursátil a un mercado intangible (virtual). Tanto así, que las nuevas empresas creadoras de estas monedas virtuales han tomado la decisión de participar en las principales Bolsas del mundo para mostrar una credibilidad y sana reputación antes los agentes económicos, y así generar confianza.

Otro escenario es el de algunos gobiernos, como el caso de Venezuela,  que han decidido crear monedas virtuales (El Petro) respaldado por el petróleo en Reserva, es decir, una moneda que tendría el comportamiento de cualquier activo que cotice, pero no con un retorno de rentabilidad tangible mientras se mantenga en cartera; es decir, no generaría ninguna rentabilidad a mediano o corto plazo.
Los agentes económicos actúan en base a la confianza, y es ahí donde gran parte de los especialistas financieros destacan que la caída del Wall Street no generará una crisis financiera como la del año 2008 por el quiebre del Banco Lehman Brothers, pero si obligará al Departamento de Estado y a la Reserva Federal de Estados Unidos a evaluar urgentemente ciertas medidas en materia económica tales como las tasa de interés ante la revalorización del salario en EE.UU, la política de restricción al libre comercio, y el financiamiento de la deuda pública ante la disminución de ciertas cargas impositivas para el sector empresarial nacional.

Lo antes expuesto, nos permite apreciar que las discusiones en Davos sobre la Cuarta Revolución Industrial están siendo sobrellevadas por la misma velocidad de la Inteligencia Artificial y la necesidad inmediata de encauzar a los agentes económicos en un régimen estructural claro para que pueda atender los nuevos problemas que enfrenta el mundo.

La transversalidad del cambio tecnológico afecta severamente a todos los agentes económicos, y en especial, a aquellos que no logran establecer mecanismos de innovación y/o transferencia tecnológica por la falta de políticas asociadas a la gestión tecnológica. Tal es el caso de la región de África, que está por encima de América Latina en el Índice de Innovación 2017, lo que demuestra que las naciones que luchan por la libertad de pensamiento, el derecho a la justicia, instituciones descentralizadas y un sistema democrático logran mejores niveles de desarrollo, mientras que aquellos que no lo hagan indudablemente tendrán un comportamiento económico mediocre y con grandes niveles de desigualdad.  


Frof. FACES/  ARIG/ Economía
@alf_ord






[1] Ver noticia relacionada: http://www.bbc.com/mundo/noticias-42955954
[2] Ver nota completa en https://www.bloomberg.com/latam/blog/guru-de-divisas-ve-bitcoin-como-indicador-de-flujos-de-capital/
[3] Ver cotización https://es.tradingview.com/symbols/BTCUSD/technicals/


jueves, 8 de febrero de 2018

ARIGlobal: MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LIBERTAD CIUDADANA



Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global


 Seny Hernández *


Los medios de comunicación constituyen los grandes generadores de opinión dentro del sistema mundo, contribuyen con el reforzamiento de las denuncias políticas y difunden la información que se selecciona a través de las distintas agendas que interactúan entre sí. El poder de las agencias informativas internacionales trasciende las fronteras.

Los medios de comunicación pueden convertirse en  los baluartes fundamentales de la democracia o los grandes represores del totalitarismo. Son utilizados como las vías fundamentales a través de las cuales se pueden ejercer los liderazgos de los distintos actores nacionales e internacionales, debido a las posibilidades excepcionales de información que pueden llegar a generarse. El trabajo honesto contribuye con la construcción de criterios para tomar decisiones que se trasforman a través de procesos deliberativos en el desarrollo de las políticas públicas.

Esta visión de los medios y su relación con los regímenes democráticos se ve afectada negativamente por las contradicciones emergentes en los escenarios políticos, debido al abuso que de ellos hacen los regímenes autoritarios cuando por su naturaleza aspiran mantenerse en el poder y se establecen las censuras y normativas que atentan contra la libertad de expresión de los ciudadanos.

Dos orientaciones predominantes se inscriben en el análisis de las relaciones entre los medios de comunicación, las democracias y el poder ciudadano existente en los estados: por un lado,  aquélla que critica el poder político autoritario, el cual busca controlar el contenido de los medios de comunicación con la consiguiente autocensura como resultado del establecimiento de las normativas implantadas  y, por otro,  los monopolios mediáticos que se instalan en los países donde ejercen su influencia esos regímenes autoritarios, cuya aspiración máxima es el control de las conciencias ciudadanas,  para que cumplan con los mandatos políticos establecidos.

Dentro de este contexto es necesario que emerja con valentía la defensa de los derechos humanos, el apoyo internacional para denunciar las arbitrariedades y el trabajo conjunto de los partidos políticos y las organizaciones no gubernamentales para que el ciudadano común se sienta apoyado por estas organizaciones en su quehacer democrático. La libertad de expresión constituye un derecho humano fundamental e inalienable, que favorece las transiciones democráticas.

Muchas veces también los ciudadanos al utilizar los medios de comunicación variados y accesibles,  que transmiten información por la radio, la televisión, los medios impresos, la red de internet, los dispositivos móviles, nos preguntamos… ¿Es verdad lo que me están diciendo? ¿Mi vida concuerda con lo que me dicen? ¿Hacia dónde va la gestión del poder político?  Y en fin de cuentas: ¿Creo en lo que quieren que yo crea? De todo este conjunto de preguntas y de las búsquedas de sus respuestas emergen las reacciones, capaces de introducir cambios políticos en las sociedades, cuando reconocemos que las manipulaciones mediáticas tienen sus límites. Afortunadamente, existen las democracias y las fuerzas de las conciencias colectivas, que se posicionan en ciertos momentos de la historia de los pueblos, marcando los rumbos políticos.
.
Profa FACES / EEI

----------------------------

Las opiniones emitidas por los articulistas son de responsabilidad individual y en ningún caso comprometen opiniones de la entidad que promueve este espacio.



miércoles, 31 de enero de 2018

ARIGlobal: Davos en el 2018


Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global

  Luis Angarita *



A diferencia de años anteriores, la prudencia parece haber sido la principal característica de la reunión anual que el Foro Económico Mundial realiza a finales del mes de enero y que reúne a un gran grupo de líderes mundiales en lo político, académico y empresarial para discutir los posibles escenarios en los distintos temas de interés como la globalización, el calentamiento global, educación, comercio, entre muchos otros. Dando un repaso a la agenda de desarrollo, encontramos que el mundo todavía no ha superado las secuelas de la crisis económica vivida hace casi una década atrás, y que a este escenario de incertidumbre se le suman las turbulencias que surgen con la aparición de nuevos líderes y de nuevas agendas para cada tema en particular.

En materia de comercio mundial, las expectativas siguen centradas en la nueva estrategia de política comercial que impulsa EEUU al retirarse de las llamadas meganegociaciones tanto con el continente europeo como con los miembros del pacífico,  al tiempo que renegocia el Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte con México y Canadá.  Esta tendencia a replegarse en sí mismo no es exclusiva de los norteamericanos, pues se refleja también en el poco avance en el seno de la Organización Mundial de Comercio y en las negociaciones entre Reino Unido y el resto de la Unión Europea luego del proceso de salida conocido popularmente como el “Brexit”. Sin embargo,  en la otra esquina, encontramos países que siguen apostando por la profundización del comercio como herramienta de desarrollo, con líderes como Trudeau y Merkel, representantes de Canadá y Alemania respectivamente.

En materia ambiental, el calentamiento global sigue siendo la principal preocupación, y las intervenciones de muchos de los líderes mundiales se enfocaron en propiciar acciones que reduzcan sus efectos. Para el presidente de India esta representa la mayor amenaza al futuro de la humanidad.  El presidente francés, Enmanuel Macron, dando un decidido paso al frente  anunció la erradicación del uso del carbón en plantas termoeléctricas para el año 2021 como contribución a la reducción de emisión de gases efecto invernadero.

El crecimiento económico se proyecta positivo para los años 2018 y 2019 según las estimaciones tanto del Fondo Monetario Internacional como para el Banco Mundial, pero algunos líderes empresariales advierten que podemos encontrarnos en una burbuja financiera similar a la de 2006,  la cual, sabemos, desató la crisis económica más importante desde el Crack de la Bolsa de Nueva York en 1929. El lema que acoge la reunión de este año se centra en este escenario de incertidumbre y bautiza la cumbre bajo el slogan “Creando un futuro compartido en un mundo fracturado”.

Sin duda, las tensiones se acrecientan por las turbulencias que han introducido líderes mundiales como Trump, no sólo en materia de comercio internacional, sino en los efectos de sus políticas internas, con reformas y recortes fiscales y claras muestras de segregación social, dado que ponen de manifiesto los grandes retos que enfrenta la sociedad mundial en todos los ámbitos, económico, político, social, ambiental y educativo.  Sin embargo, hay que darse espacio para celebrar los esfuerzos conjuntos para vislumbrar aquellas políticas públicas y acciones concretas que puedan hacer de este un mundo mejor.


Prof. FACES/ EEI





----------------------------
Las opiniones emitidas por los articulistas son de responsabilidad individual y en ningún caso comprometen opiniones de la entidad que promueve este espacio.

martes, 23 de enero de 2018

ARIGlobal: Migraciones, otra dimensión de la crisis


Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global

Johanna Pérez Daza*




Los movimientos migratorios y flujos de personas suelen ser la causa y efecto de problemas complejos. No son un fenómeno reciente aunque en la actualidad se le considera uno de los temas que más ocupa a los gobiernos, organizaciones y líderes del mundo, ya que afecta a un considerable número de personas y grupos que, por distintas razones, deciden –o intentan- dejar su lugar de origen y buscan asentarse en otros territorios que ofrezcan condiciones de vida y garantías de las que carecen  en  sus países.

Los motivos abarcan conflictos armados, violencia, desempleo, crisis políticas, económicas y alimentarias, entre otros. Sus dimensiones son tan amplias y extendidas que autores como David Held consideran que la migración humana es una forma de globalización omnipresente. 

Es un proceso que, ocasionalmente, implica grandes riesgos y peligrosas condiciones de traslado, así como aspectos relacionados con la documentación y la legalidad. Sin embargo, son riesgos que los sujetos deciden asumir en busca de una mejor calidad de vida, o cuando menos, el anhelo de un mejor porvenir para ellos y su grupo familiar. 

Los movimientos de personas traen consigo debates sobre la autonomía y la soberanía de los Estado-nación, entre los que se encuentran su limitada capacidad para asegurar sus fronteras y controlar el flujo de migrantes indocumentados e ilegales lo que, en oportunidades, amerita acciones trasfronterizas y coordinaciones entre países, instituciones y actores políticos, convirtiéndose en un tema impostergable en los asuntos internacionales, pero también en los domésticos.

La aguda crisis que atraviesa Venezuela desde hace ya varios años ha hecho que este tema -otrora distante y ajeno- se haya convertido en una cercana realidad, al punto que la salida del país de millones de venezolanos ha trazado un nuevo flujo migratorio en el continente, tal y como señaló en meses pasados el director de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para Norteamérica, Centroamérica y el Caribe, Marcelo Pisani.

Cifras recientes indican que cerca de un 30% de las familias venezolanas tiene algún miembro que ha migrado en los últimos años. Otros datos señalan que es una tendencia en ascenso concentrada principalmente en la población juvenil y adulta.



Esta compleja realidad impacta la dinámica regional y nacional, llamando la atención de instituciones y organizaciones internacionales que ofrecen su asistencia. Es un escenario que no puede ser desatendido o ignorado, pues su impacto se evidencia en el corto y mediano plazo, mostrando otra dimensión de la crisis venezolana que se escurre hacia otras latitudes.
               
                *Profa FACES / ARIG /  EEI





Vacío del migrante al abandonar su tierra, su vida y su gente. Escultura de la serie Voyageurs , (viajeros) de Frances Bruno Catalano.

----------------------------
Las opiniones emitidas por los articulistas son de responsabilidad individual y en ningún caso comprometen opiniones de la entidad que promueve este espacio.



ARIGlobal: La salvaguarda urgente de los cantos de trabajo del llano colombo-venezolano






Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV.  Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global


María Gabriela Mata Carnevali*





Si mi querencia es el monte
 y mi fuerza un cimarrón
como no quieres que cante
 como canta un corazón
 Simón Diaz


Los cantos de trabajo del llano colombo-venezolano fueron declarados en diciembre 2017 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en una medida URGENTE para evitar la desaparición de esta manifestación común a los dos países latinoamericanos. El patrimonio cultural inmaterial infunde un sentimiento de identidad, se transmite de generación en generación y es recreado constantemente por las comunidades. Pero, muchas de sus expresiones y manifestaciones están amenazadas por la homogeneización implícita en la globalización  o  la falta de apoyo, aprecio y comprensión local. De allí la preocupación por salvaguardarlos para el disfrute de todos.

En el proceso largo y complejo que implica una declaración de este tipo estuvieron involucrados equipos de trabajo de Venezuela y Colombia, distinguiéndose el aporte de la Universidad Central de Venezuela (UCV), por intermedio del prof. Victor Rago Albujas y estudiantes de la escuela de Antropología.

El Patrimonio cultural inmaterial o Patrimonio cultural intangible forma parte, junto con el patrimonio cultural material, de aquellos bienes inestimables e irremplazables de las naciones, cuya desaparición representaría una pérdida invaluable para la humanidad entera.

La Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial de la UNESCO (París, 2003) establece que el  mismo está formado por los “usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su cultura”. Sin llegar a establecer categorías ni clasificaciones cerradas, afirma que este patrimonio se manifiesta particularmente en los siguientes ámbitos:

·         tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma
·         artes del espectáculo
·         usos sociales, rituales y actos festivos
·         conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo
·         técnicas artesanales tradicionales

Como ocurre con la cultura en general, el patrimonio inmaterial cambia y evoluciona constantemente, y cada nueva generación lo enriquece. Pero, muchas expresiones y manifestaciones están amenazadas por la globalización y la homogeneización, y también por la falta de apoyo, aprecio y comprensión local. Si no se alimenta, el patrimonio cultural inmaterial podría perderse para siempre, o quedar relegado al pasado.

Los cantos de Los Llanos colombo-venezolanos, propios de la actividad ganadera e interpretada a capella mientras se trabaja con los animales, están en declive debido a la honda transformación socioeconómica y demográfica de la sociedad llanera, según alertaron autoridades  en la materia. Salvaguardarlos requiere la transferencia de conocimientos, técnicas y significados pues la salvaguardia se centra sobre todo en los procesos inherentes a la transmisión o comunicación del patrimonio de una generación a otra, y no tanto en la producción de sus manifestaciones concretas, como la ejecución de una danza y una canción, o la fabricación de un instrumento musical o un objeto de artesanía.

Entre los esfuerzos que el organismo propone se encuentra el celebrar encuentros entre llaneros y jóvenes, formar a los maestros en la escuela y organizar diferentes certámenes de canto.

Junto a los cantos llaneros se incorporaron a la lista de salvaguarda urgente bienes  procedentes de Botswana, Mongolia, Marruecos, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

*Profa  FACES/ ARIG/EEI

@mariagab2016


----------------------------
Las opiniones emitidas por los articulistas son de responsabilidad individual y en ningún caso comprometen opiniones de la entidad que promueve este espacio.


domingo, 21 de enero de 2018

ARIGlobal: Retos del nuevo año



Espacio de reflexión sobre la realidad internacional a cargo de docentes e investigadores vinculados al postgrado de relaciones internacionales y globales de la UCV. Opiniones, comentarios y reflexiones sobre distintos temas de la agenda internacional y de las relaciones exteriores  de Venezuela que combina lo interméstico y global

Felix Arellano *



El nuevo año se perfila complejo para el mundo y particularmente dramático para Venezuela, pero las fuerzas democráticas, promotoras de paz y convivencia tienden a crecer en impulso y creatividad frente a las adversidades y nuestra esperanza es que esto se pueda multiplicar, por optimismo, pero también por esfuerzo de trabajo, disciplina y organización de la gente honesta y de buena voluntad.

Los desafíos globales se proyectan múltiples y complejos y el militarismo, el armamentismo, el terrorismo y la violencia juegan un papel privilegiado. Pareciera que la amenaza nuclear de Corea del Norte, sujeta a las irracionalidades de su joven dictador, por sus graves consecuencias para la paz y la seguridad mundial, se presenta como uno de los temores más catastróficos. No muy lejos en peligrosidad se ubican el terrorismo y los ilícitos internacionales, tan difíciles de controlar y enfrentar, pues rompen los esquemas tradicionales de la seguridad y defensa.

Pero los riesgos globales son diversos y en el plano humanitario resaltan las crecientes violaciones de los derechos humanos; también las significativas migraciones de población pobre y perseguida en el planeta, incluyendo la venezolana que, en el marco de la aporofobia, básicamente encuentra rechazo, lo que se constituye en un potencial de conflicto. La pobreza y la marginalidad de vastos grupos humanos, acrecentada por los populismos y autoritarismos, se mantiene como uno de los factores de inestabilidad mundial.

En la lista de riesgos globales también destacan los problemas ecológicos, en particular los negativos efectos del cambio climático; también la proliferación de virus, que aún no tienen cura y se mueven a escala mundial sin consideraciones por fronteras o soberanías. Igualmente destacan la violencia de género que, no obstante la campaña de repudio mundial, siguen creciendo y junto a ella el permanente maltrato a la diversidad sexual.

En el plano económico el desasosiego frente a la globalización está creciendo, pero su manejo está resultando irresponsable, como el caso del Brexit en Gran Bretaña, o la rechazo de Donald Trump de los acuerdos comerciales transpacífico y transatlántico; pues retirarse de la integración, como también fue el caso del proceso bolivariano frente a la Comunidad Andina y el Grupo de los Tres, no es la solución, por el contrario tiende a complicar los problemas. Tampoco resuelve las inequidades que genera la globalización pretender construir muros, que solo exacerban la visión autoritaria de la soberanía y multiplica las complicaciones.

Sobre la terrible situación venezolana, la mayoría de los diagnósticos coinciden, tanto en la magnitud de la problemática para el nuevo año, como en la irresponsabilidad del proceso bolivariano, que profundiza la crisis por los beneficios políticos que le genera, al mejor estilo cubano, empobrecer facilita el control absoluto.

Pero frente al panorama desolador, las fuerzas de cambio en el mundo no se amilanan y el multilateralismo, los nuevos actores como las organizaciones no gubernamentales o las fuerzas que promueven la paz, la convivencia y la democratización de las relaciones internacionales, se mantienen firmes y creativas en su labor.

En lo que a Venezuela respecta, para quienes creemos en la democracia y la convivencia los retos son enormes; ahora bien, en proporción a los obstáculos, debería crecer la voluntad, la creatividad, la organización y, obviamente, la unidad. Para el nuevo año, con optimismo o ingenuidad, les deseamos todo lo mejor posible y espero que podamos reencontrarnos de nuevo en el mes de enero del 2018.

*prof FACES/ARIG/EEI



----------------------------

Las opiniones emitidas por los articulistas son de responsabilidad individual y en ningún caso comprometen opiniones de la entidad que promueve este espacio.